VapeDesechable.es
Blog

La historia del vape

micuenta-vape-desechable

Por extraño que pueda llegar a parecer teniendo en cuenta que el vapeo está ahora tan de actualidad, la realidad es que tenemos que remontarnos a 1963 para conocer los orígenes de los vaporizadores. Lógicamente no hablamos de nuestros modernos vapes desechables, ni mucho menos, pero sí de algo muy similar que dio lugar a su posterior evolución.

El inventor H.Gilbert presentó ya, por aquel entonces, una alternativa al clásico cigarrillo, una especie de dispositivo especial sin nicotina ideado principalmente para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. No obstante, como el consumo del tabaco estaba muy extendido y no se consideraba malo para la salud, el inventó fracasó.

Sin embargo, esa primera creación existía en algún lugar y en 2001 Hon Lik, un farmacéutico que perdió a su padre por un cáncer de pulmón, recuperó aquella idea para crear un nuevo dispositivo que pudiera aportar al usuario la misma sensación que el tabaco tradicional pero sin sustancias químicas ni cancerígenas. Además, su fantástica idea de añadir diferentes cantidades de nicotina a los líquidos para que fuera el propio usuario quien decidiera cómo reducir su consumo hasta conseguir hacerla desaparecer fue tan aceptada que poco a poco pasó de ser un producto de moda en china a extenderse por todo el mundo.

Así, en pocos años, los primeros vaporizadores llegaron a Europa y Estados Unidos en 2004.

El vapeo se popularizó tanto en todos los países que solo en España, en 2018, el sector facturó 37 millones de euros durante los tres primeros meses del año. Ahora en 2022 están más en auge que nunca y la demanda sigue en aumento.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest